Tienes 0 artículo(s)
Ver compra »

Tienes 0 artículo(s)
en tu cesta

SEIS CONSEJOS PARA DAR CON LA MANGUERA HIDRÁULICA ADECUADA A SUS NECESIDADES

SEIS CONSEJOS PARA DAR CON LA MANGUERA HIDRÁULICA ADECUADA A SUS NECESIDADES

Valladolid, 20 de junio de 2019

 

No todo es cuestión de metros.

Las mangueras son como un traje a la medida que hay que saber confeccionar muy bien para que todo el engranaje hidráulico funcione y logre su objetivo. De ahí, que la longitud sea casi lo de menos:

 1-. El tamaño sí importa.  Es el que determina la velocidad a la que pasa el aceite por la manguera y, si no es el que el sistema hidráulico requiere, su rendimiento podría disminuir provocando un aumento de la temperatura y de la presión, con la consiguiente salida del terminal.

 2-. No todo es lo que pareceAunque la mayoría son de goma y, a simple vista, flexibles, no las puede estirar y doblar a su antojo. Toda manguera tiene un radio de curvatura bien definido que nos va a indicar cuáles son sus límites. Sólo tiene que cogerla de cada uno de los extremos y hacer una U con ella para conocerlos. Si los supera, probablemente la manguera se estrangule, se deforme y, al final, pierda su resistencia mecánica.  

Pero, ¡OJO!... Como no todo es lo que parece,  para calcular este radio de curvado no se olvide nunca que cuando una manguera “está en su salsa”, funcionando a pleno rendimiento, la presión la vuelve más rígida.

Consejo: si la va a instalar en un espacio pequeño, elija una manguera con un radio de curvatura más pequeño. Será más flexible y obtendrá una conducción más fácil.

3-. No la estrese. Calcule bien la presión a la que va a estar sometida. Si ésta fluctúa y existe riesgo de vibraciones, choques o variaciones de temperatura (sistemas hidráulicos dinámicos), asegúrese de que la manguera seleccionada atiende a presiones iguales o superiores a las presiones de trabajo y de pulso.

4-. Todo, o casi todo, es cuestión de química. La manguera está diseñada para transportar un fluido de un lugar a otro por lo que, aunque parezca una obviedad, ambos deben ser químicamente compatibles para evitar burbujas en la cobertura de la manguera, erosión o  fallos capaces de contaminar y dañar todo el sistema hidráulico.

Pero, como en cualquier matrimonio bien avenido, las conexiones y juntas que acompañan a la manguera también deben “aguantar” el fluido ya que, inevitablemente, entrarán en contacto con él.       

5-.  Al mal tiempo…  Aunque no lo parezca, las mangueras son sensibles al frío y al calor; casi tanto o más que a la temperatura del fluido que transporta. Así que, cuando vaya a elegir una,  tenga en cuenta estos dos factores porque…,  se “pueden constipar” (metafóricamente hablando, por supuesto).    

6-. La unión hace la fuerza. Nunca mejor dicho ya que, para que una manguera cumpla, debe tener buenos compañeros de viaje: los racores y terminales adecuados al sistema hidráulico para el que va a trabajar. Éstos deben  estar bien prensados e instalados para evitar daños.  

 

Son seis consejos, seis criterios, que darán larga vida… a su manguera hidráulica.

En todo caso, y ante cualquier duda, aquí estamos para ayudarle.

« volver a Novedades y Noticias

  • pic_a
  • pic_aa
  • pic_ABER
  • pic_ASCO NUMATICS
  • pic_ATLAS COPCO
  • pic_BARDAHL
  • pic_BATSI
  • pic_BETA
  • pic_BUCHER
  • pic_GRACO
  • pic_HAWE
  • pic_KLINGSPOR
  • pic_LINCOLN
  • pic_NUOVA FIMA
  • pic_OLAER
  • pic_OMAL
  • pic_PARKER
  • pic_PARKER LEGRIS
  • pic_PARKER TRANSAIR
  • pic_SALAMI
  • pic_SCHUBERT SALZER
  • pic_SESINO
  • pic_TOGNELLA
IniciarPausarAnteriorSiguiente